Entradas

El maltrato laboral en el Ayuntamiento

Unos meses después de la depresión del trabajo de la Universidad, otra bolsa de empleo. Mayor sorpresa, número 1 de la lista. Auxiliar. Y llamada enseguida, dejando otro interesante trabajo, pero, obviamente, el empleo público prima. Y empiezo. El primer día muy bien, el segundo, pero ya veo cosas raras que prefiero ignorar. Pocas horas de trabajo, pero mucho tiempo supiestamente, busco una alternativa, un segundo trabajo de tardes. Pues no... Tras 3 semanas de trabajar en el arduo inventario de material donde tenía que contar todo 1x1, realizar el inventario, aguantar malas caras de alguien feo y horrible que me rebaja por tener estudios universitarios porque le molesta, comentarios como que si otras trabajadoras son guapas, o preguntarme por x curso, y ver algunas personas problemáticas conocidas o de cine erótico porno de "Degenerados", no me quieren enseñar más y quiere otra persona. Tras ver el amiguismo, enchufe, tonteos incluidas las chicas de limpieza que, se nota qui

La segunda vez que debía trabajar en la Universidad

Fui tan feliz como simple becaria que no me esperaba que en la esperadísima contratación me eliminarán tras malos tratos sutiles y psicológicos. De las primeras llamadas, y tan feliz... Fue en marzo 2023, con una emoción tan grande, que no esperaba que alguien horrible y grosero y su amiga compañera sin modales bien remunerados y con horario de 10 me hablaran fatal, me tratara mal y se brotase en mí por preguntar y decir que no sabía nada de lo que me explicaba al ser mi primer día y no conocerlo todo tan bien como ellos, que se lo dan todo masticado. Mientras esperaba, se me ocurrió ponerle la reclamación dentro de la institución. Conocí mi departamento, no era lo que quería y pregunté ir a otros. Obviamente, no iba a irme o dejarlo porque me interesaba seguir allí trabajando.  Pues no. Al segundo día compruebo que sólo 3 personas trabajan, el resto de charla entre ellos o por el móvil, a mí I me explican sino saturan a leer la web y encima el único hombre se pasa el día al lado de mi

Hola de nuevo

Primero, este no es el diario de una prostituta, porque no valgo para ir con quién no me gusta. Y segundo, gracias por leerme. Empiezo de nuevo, y ahora ya no hay según qué nostalgia, aunque sí presente y futuro, objetivos y recuerdos, el poder volver a hacer y el seguir, y el haber vivido... Encantada, pues, de volver a ser leída y esperemos esta vez todo sea mejor, feliz y una vida maravillosa, próspera y millonaria a partir de ahora.

Cómo rejuvenecer

1. Ir a un gimnasio, hacer ejercicio, pasear, practicar deporte... sea en lo profesional como en lo personal, o ambos. 2. Dieta détox: beber un zumo o té en vez de gym tonic 3. Leer libros que te dejen de buen humor, igual que películas o escuchar canciones, o que te hagan pensar y reflexionar 4. Ver programas de jóvenes, como " Love island", "La isla de las tentaciones", "Jugando con fuego", etc 5. Escuchar canciones de Youtube y de la radio. 6. Hacer algún streapteases a tu pareja, a ti misma, con las amistades 7 . Ir a un karaoke 8. Conducir una moto o ir de "paquete acompañante" 9. Ponerse ropa atemporal, clásica, informal o formal discreta 10. Ejercitar el cerebro: aprender alguna actividad nueva, lenguaje (o nivel), estudiar... constantemente, en unos límites 11. Imitar a Madonna en algún videoclip 12. Tener algún animal en casa 13. Tener orgasmos, sola o con quién quieres y decides y es mutuo 14. Alimentarse bien, dormir mucho 15. Hacer al

Mi beca en la biblioteca de Universidad en mis más de 30 años

Sí ya desde que descubrí la biblioteca de pequeña, al lado de casa, después la que era anteriormente Can Sales, Cort, la nombrada y las de barrio, quién me lea no sabe lo feliz que fui cuando, además de haber estudiado en ellas, fui seleccionada en una colaboración como a becaria ayudante en una de las biblioteca de la Universidad de les Illes Balears. Da igual que tuviese más de 30 años y que tuviera que justificarlo en Hacienda. O que no cobrase ni 400 euros mensuales. Era 2018, octubre, me arriesgué y me escogieron. Justamente no en el Departamento de Psicología, mi gran sumun, pero sí entré a trabajar en la de Ingeniería e Informática.  De mis mejores recuerdos laborales. Un fabuloso equipo: buena atención, risas, trabajo, creatividad, orden, limpieza, investigación, búsquedas, una escalera que era un reto para muchos y un placer para mí, mucho polvo que decidí limpiar con papel y trapos, tests de Tea con los que flipé y hasta un ghosting telefónico. Como estudiante de máster de &q